Chlöe's Clue

A los tres años pedía mini-guitarras de juguete a los Reyes Magos y robaba todos los mandos de la televisión que veía por su casa para utilizarlos a modo de micrófono. Con este equipo de calidad incuestionable, Raquel realizaba sus primeros conciertos subida a los sofás del salón.

Cumplidos unos años más hizo su primera adquisición musical de verdad y le compraron una guitarra (pero esta vez no era de plástico y sí que sonaba) con la condición de apuntarse a clases para aprender a tocarla… Y cómo no, cuando eres pequeño basta que te obliguen a algo para que no te guste, así que dejó las lecciones de guitarra y la guardó en el armario sin intención de volver a sacarla.

Pero en la vida nunca se sabe y cuando cumplió los 13, su mala relación con la guitarra dio lugar a un romance entre ambas que continúa hoy en día. Entonces, rescató su guitarra del fondo del armario y esta vez no sólo para cantar canciones ajenas, esta vez, sin saberlo, era el momento de comenzar a escribir letras inocentes y ponerles una sencilla melodía, era el momento de empezar a componer sus primeros temas.

Una guitarra, una joven voz femenina y canciones hechas en una pequeña habitación de Valencia; así empezó todo, cantando a la nada y tocando para nadie. Canciones que parecían no querer salir del papel hasta que llegó el día en que se presentó al concurso “¡E.S.O es Música!”organizado por la “SGAE” y para el cual grabó sus dos primeras maquetas en un estudio. Aquí, frente a 127 grupos más de la Comunidad Valenciana, Raquel quedó en segundo lugar y a partir de este momento la música se fue haciendo cada vez más importante en su día a día.

Mientras agotaba las páginas de la libreta donde apuntaba sus canciones, cuestión de casualidades, apareció Antonio Hurtado, productor del disco y persona que desde el primer momento mostró total apoyo y confianza en Raquel, de hecho fue él quien tuvo la idea de reunir todas sus canciones para ver qué podía salir de ahí.

Fue entonces cuando surgió Chlöe’s Clue, nombre con el que la valenciana de tan solo 18 años Raquel Adalid esconde sus canciones de indie folk en inglés. A partir de ese momento las letras desordenadas y melodías sin terminar, empezaron a ser algo que crecía poco a poco y acabaría dando lugar a su primer LP “Hidden Rythms”.

Gracias a A. Hurtado, Xema Fuertes y Cayo Bellveser (músicos del americano Josh Rouse y quetambién han tocado para Alondra Bentley o Soledad Vélez entre otros) se unieron al equipo de Chlöe’s Clue poniendo su ilusión, esfuerzo y su gran don para la música. Todos ellos imprescindibles para que Chlöe’s Clue haya cobrado vida.

A mediados de marzo se reunieron en el estudio “Río Bravo” de Xirivella para comenzar con la minuciosa elaboración de “Hidden Rhythms” y allí, todo aquello que al principio solo gateaba comenzó a caminar, a caminar muy bien. Hubo una comprensión mutua entre todos sabiendo siempre qué debía sonar, cómo debía hacerlo y cuándo. Melodías suaves de guitarras acústicas, timple, charango, ukelele, contrabajo, unidas a momento sen los que se desborda energía con percusiones fuertes, guitarras eléctricas… Todo unido para alcanzar el sonido característico del disco.

 

 

Discos

 

 

Videos